LOS MARIONETISTAS Y SUS ALMAS CONDENADAS.

Los marionetistas y sus almas condenadas


 

Han pasado 690 días desde que se dio el golpe de estado planetario organizado por las élites globalistas, bajo la apariencia de una supuesta pandemia que en realidad no mató más que una gripe.   En todas partes se han pisoteado los derechos individuales y se han dictado leyes inicuas, al margen de cualquier control constitucional. Es la política de los hechos consumados la que se impone, se dictan decretos liberticidas, se ejecutan, y cuando alguien se atreve a impugnarlos por la vía del recurso, la mayoría de las veces, éstos son rechazados por una justicia que está a las órdenes del ejecutivo.  No sólo ha llegado el momento de levantarse contra la tiranía, sino que también es necesario entender cómo ha podido ocurrir todo esto.

Más allá de la justa indignación que todos sentimos, tal vez sea el momento de empezar a identificar los verdaderos objetivos de lo que es efectivamente una contrarrevolución, o mejor dicho una guerra llevada por las élites contra los pueblos.  Se trata nada menos que hacernos retroceder a la época feudal, en la que los siervos, podían ser troceados y doblegados a voluntad, eran propiedad de su señor.

En este modelo, los derechos serán suplantados por los deberes hacia la sociedad, y tus escasas libertades estarán siempre condicionadas a tu obediencia ciega a la autoridad, y por tanto a sus marionetistas.   Y no nos engañemos, cuando hablamos de deberes hacia la sociedad, sólo se trata de vestir a la tiranía con ropajes de solidaridad.

Este modelo es comunismo para las masas (servidumbre), y ultraliberalismo para las élites y sus mejores servidores.

¿Cómo se ha llegado a esto?

Creo que esta es finalmente la cuestión central, y me propongo daros una teoría que, si no está totalmente probada, tiene el mérito de sustentarse muy bien en todos los aspectos.

Como preámbulo, os recuerdo que el viejo sueño de las élites financieras de establecer su poder absoluto no es nuevo, sólo que los intentos anteriores fracasaron porque sus peones estaban imperfectamente controlados.   Los hombres en el poder, después de cierto punto, hicieron lo que quisieron, y a menos que fueran asesinados, lo que siempre genera desorden, los planes de los marionetistas para la dominación del mundo quedaron más o menos en letra muerta.

Así pues, estos pequeños círculos de élites, radicados principalmente en Estados Unidos y el Reino Unido, han ideado un sistema de cooptación de los hombres en el poder asegurando su total sumisión.   ¿Cómo lo hacen?  Utilizando un método antiguo, el chantaje.  Y si ves a Bill Gates como uno de los marionetistas, piénsalo de nuevo, sólo es un peón a su servicio, y está sometido al chantaje (véase el caso Epstein).   ¿Por qué crees que la Reina de Inglaterra tomó la decisión sin precedentes de despojar de todos los títulos, honores y privilegios a su hijo favorito, Andrew?   Simplemente porque la revelación del contenido del dossier podría haber hecho caer la monarquía.

Podríamos seguir con Justin Trudeau, que pudo librarse de ser procesado por violación de una menor cuando aún ejercía la profesión docente. Todo esto es sólo una pequeña parte de lo que creo que es un sistema que ha sido pacientemente puesto en marcha durante años por los marionetistas. Poco a poco, fueron colocando peones propios, personas sobre las que tienen control, reclutadas a través de medios como el Foro Económico Mundial y los Young Leaders. Su depravación no es una consecuencia de su poder, sino la condición sine qua non para ser puesto ahí.

Así se entiende la obediencia ciega de estos ejecutores, la mayoría de los cuales han tomado decisiones políticas que han causado la muerte de decenas de miles de personas (véase la sentencia del «Rivotril»).   Puede estar seguro de que actuaron a su pesar, y bajo amenazas; esto se reflejó en algunas de las intervenciones de Emmanuel Macron.

Nadie, que no esté tocado del ala, tomaría oficialmente decisiones que provocaran la muerte de cierto número de ciudadanos, ¡y sin embargo todos lo hicieron!   Bueno, no todos, algunos líderes, especialmente en África, no siguieron, fueron asesinados al principio del golpe (Tanzania, Haití, Burundi), o se escaparon in extremis como el presidente de madagascar, de un intento de asesinato.  Paradójicamente, los dos hombres sospechosos de haber tramado este atentado eran antiguos espías franceses.

La muerte no sólo golpeó a los presidentes que se resistieron al discurso de los marionetistas, sino que también se cebó con los investigadores que trabajaban en el Sars-Cov2 y con los que vendían remedios baratos como la hidroxicloroquina.  No voy a enumerar aquí todas las muertes, todas las explosiones e incendios inexplicables, para eso les aconsejo que lean el libro de Philippe Aimar, Enquête sur un virus Covid 19.

Llegados a este punto, deberías haber comprendido que estos peones adictos al poder y al crimen no se detendrán ante nada, excepto ante el peligro mortal de sí mismos

¿Cómo salir de esto?

Bueno, creo que es importante entender que retroceder el poder aquí y allá no cambiará nada, los marionetistas refinarán sus planes, y después de ser expulsados por la puerta, volverán a entrar por la chimenea. Los marionetistas no son el mayor peligro, son sus criaturas las que son un peligro: son sus brazos armados y están en una posición de poder.  Hasta que no se elimine el gusano de la fruta, no hay solución duradera.

Por otra parte, sólo se observa un cierto amateurismo, y también una prisa por parte de los marionetistas que tienden a mostrar que saben que su empresa es frágil.   ¿Por qué no se tomaron la molestia de concretar adecuadamente su estrategia?    Sencillamente porque se encuentran en un estado de emergencia absoluta, con la economía mundial al borde del colapso total.

Otro elemento que bien podría ser el elemento imprevisto de su megalómano proyecto es que, en realidad, casi el 20% de la población  no funciona, bien porque lleva mucho tiempo despierta o porque empieza a darse cuenta de que ha sido manipulada.  Y si vemos que la gente se despierta con bastante frecuencia, los que deciden por voluntad propia volver a la cueva de Platón son más raros que el mirlo blanco.

Si no fuéramos tantos, hace tiempo que nos habrían encerrado en los campos de concentración que nuestros buenos amos habían construido para este fin.

No soy optimista, pero digamos que empezamos a ver fallas, un poco en todas partes en este proyecto distópico, y nos toca a nosotros, los ciudadanos, volver a encarrilar la democracia, y luego imaginar una sociedad más respetuosa con las personas, más ahorrativa, basada en el entendimiento y la solidaridad, porque los comienzos prometen ser complicados, dado que el colapso es inevitable.   Esto implicará probablemente una moratoria de la deuda, de toda la deuda.

Esto probablemente pasará por una moratoria de la deuda, de toda la deuda.   Pero, me dirás ¿cómo vas a financiar las pensiones y los servicios públicos?   Bueno, para empezar, ya no habrá más deuda, así que no habrá más intereses de la deuda.   Este es el modelo que pone los pelos de punta a los marionetistas, porque es a través de la deuda como se mantiene a la gente en la esclavitud.

Felipe Huysmans

levilainpetitcanard