La Inmigración masiva en Europa: PLAN KALERGI (lo que todos deben saber).

La inmigración masiva es un fenómeno cuyas causas aún están hábilmente ocultas por el sistema, y ​​la propaganda multicultural está tratando de presentarlo falsamente como inevitable. Con este artículo pretendemos demostrar de una vez por todas que no se trata de un fenómeno espontáneo.  

Lo que quieren presentar como un resultado inevitable de la vida moderna, es en realidad un plan concebido alrededor de una mesa y preparado durante décadas, para destruir por completo la faz del continente.

Richard Coudenhove Kalergi.

Pocas personas saben que uno de los principales impulsores del proceso de integración europea, fue también el hombre que diseñó un plan de genocidio de los pueblos de Europa. Era una persona oscura, cuya existencia la desconocen las masas, pero la élite lo considera como el fundador de la Unión Europea. Su nombre es Richard Coudenhove Kalergi.

Su padre era un diplomático austríaco llamado Heinrich von Coudenhove-Kalergi (con conexiones con la familia bizantina de los Kallergis) y su madre, la japonesa Mitsu Aoyama. Kalergi, gracias a sus estrechos contactos con todos los aristócratas y políticos europeos, debido a las relaciones que tenía su padre como noble y diplomático, y moviéndose detrás del escenario y lejos del resplandor de la publicidad, logró atraer a los jefes de estado más importantes de entonces a su plan.

En 1922 fundó el movimiento “paneuropeo” en Viena, cuyo objetivo era crear un Nuevo Orden Mundial, basado en una federación de naciones liderada por Estados Unidos.

La integración europea sería el primer paso para la creación de un gobierno mundial. Entre los primeros partidarios, se encuentran los políticos checos Tomáš Masaryk y Edvard Beneš y el banquero Max Warburg, que invirtió los primeros 60.000 marcos. El canciller austriaco Ignaz Seipel y el siguiente presidente de Austria, Karl Renner, asumieron la responsabilidad de liderar el movimiento «paneuropeo». Posteriormente, políticos franceses, como Léon Bloum, Aristide Briand, Alcide De Gasperi, etc., ofrecieron su ayuda.

Con el auge del fascismo en Europa, el proyecto fue abandonado y el movimiento «paneuropeo» se vio obligado a disolverse,  pero después de la Segunda Guerra Mundial, Kalergi, gracias a una actividad frenética e incansable, y el apoyo de Winston Churchill, el masónico judío Lodge  B’nai B’rith y los principales periódicos de la época -como el New York Times-, el plan logra ser aceptado por el gobierno de los Estados Unidos. Posteriormente, la CIA se encargará de completar el proyecto.

La esencia del plan Kalergi

En su libro «Praktischer Idealismus», Kalergi indica que los habitantes de los futuros «Estados Unidos de Europa» no serán los pueblos del Viejo Continente, sino una especie de infrahumanos, producto del mestizaje entre razas y distintos pueblos. Afirma claramente que los pueblos de Europa deben cruzarse con asiáticos y razas de color, creando así un rebaño multinacional sin calidad y fácilmente controlado por la élite gobernante.

Kalergi proclama como necesario la abolición del derecho a la autodeterminación de las naciones y luego la eliminación de esas mismas naciones con el uso de movimientos étnicos separatistas y una migración masiva. Para que Europa esté controlada por una élite, quiere convertir a la gente en una raza mixta homogénea de negros, blancos y asiáticos.

Sin embargo, ¿quién constituye esta élite? Kalergi es particularmente esclarecedor sobre esto:

«El hombre del futuro será mestizo.  Las razas y clases de hoy irán desapareciendo gradualmente debido a la eliminación del espacio (los países), el tiempo y los prejuicios.  La raza euroasiático-negroide del futuro, similar en apariencia a los antiguos egipcios, reemplazará la diversidad de pueblos y la diversidad de individuos.  En lugar de destruir el judaísmo europeo, Europa, en contra de su voluntad, refinó y educó a este pueblo, llevándolo a su estado futuro como nación líder a través de este tipo de proceso evolutivo artificial.

No es de extrañar que los judíos que escaparon de las persecuciones, a lo largo de la Historia, se hayan convertido en la nobleza espiritual de Europa.  Por lo tanto, el cuidado «compasivo» brindado por Europa creó una nueva generación de aristócratas. Esto sucedió especialmente cuando la aristocracia feudal europea colapsó mediante la emancipación de los judíos [debido a las acciones tomadas por la Revolución Francesa]».

Aunque ningún libro de texto menciona a Kalergi, sus ideas son los principios rectores de la Unión Europea. La creencia de que los pueblos de Europa deben mezclarse con africanos y asiáticos, para destruir nuestra identidad y crear una única raza mestiza, es la base de todas las políticas comunitarias que tienen como objetivo proteger a las minorías. No es por razones humanitarias, sino por las directivas emitidas por el despiadado plan propuesto por Kalegi.

Herman Van Rompuy

La incitación al genocidio, es también la base de los constantes llamamientos de las Naciones Unidas (ONU), que exige que aceptemos a millones de inmigrantes para ayudar con las bajas tasas de natalidad de la UE.

Según un informe publicado en enero del 2000 en la Revista «División de población» de las Naciones Unidas en Nueva York, bajo el título “Sustitución de la inmigración: una solución al declive y el envejecimiento de la población”, Europa necesitará en 2025 159.000.000 de inmigrantes.

Cabría preguntarse cómo puede haber tanta precisión en las estimaciones de inmigración, aunque no fuera un plan premeditado…Es cierto que la baja tasa de natalidad podría revertirse fácilmente con medidas apropiadas para apoyar a las familias. Como es igualmente claro que la contribución de genes extraños no protege nuestra herencia genética, sino que posibilita su desaparición. Pues el único propósito de estas medidas es distorsionar completamente a los pueblos europeos, y convertirlo en un grupo de personas sin cohesión nacional, histórica y cultural.

En definitiva, las políticas del plan Kalergi fueron y siguen siendo la base de las políticas gubernamentales oficiales encaminadas al genocidio de los Pueblos de Europa, a través de la inmigración masiva.

G. Brock Chisholm, ex director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), demuestra que ha aprendido bien la lección de Kalergi cuando dice: “Lo que la gente en todos los lugares tiene que hacer es limitar las tasas de natalidad y promover los matrimonios mixtos (entre diferentes razas), esto apunta a crear una sola raza en un mundo que será dirigido por una autoridad central. «

Si miramos a nuestro alrededor, el plan de Kalergi parece haberse realizado por completo.  Nos enfrentamos a la fusión de Europa con el Tercer Mundo. La plaga del matrimonio interracial produce cada año a miles de jóvenes mestizos. Bajo la doble presión de la desinformación y la estupefacción humanitaria, promovida por los medios de comunicación social, se está enseñando a los europeos a renunciar a su origen y a su identidad nacional.

Los servidores de la globalización están tratando de convencernos de que negar nuestra identidad, es un acto progresista y humanitario, y de que el “racismo” está mal.

Es necesario, ahora más que nunca, contrarrestar las mentiras del Sistema, para despertar el espíritu revolucionario de los europeos.  Todo el mundo debe ver esta verdad, que la integración europea equivale a un genocidio. No tenemos otra opción, la alternativa es el suicidio nacional.

Aunque las razones por las que Kalergi ideó y tomó las decisiones que llevó a cabo no nos interesan en particular, deberíamos intentar saber responder a una pregunta que seguramente nuestros lectores ya se han preguntado: ¿Por qué un aristócrata europeo con raíces bizantinas e incluso con algo de sangre samurái en sus venas (de su madre), flamenco, polaco, griego, … tenía esos planes tan oscuros?


El 16 de noviembre de 2012, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, recibió el premio Coudenhove-Kalergi, durante una conferencia especial en Viena, para celebrar los 90 años del movimiento paneuropeo. Este premio se otorga cada dos años a destacadas personalidades por su especial contribución al proceso de integración europea.

 

Un factor decisivo que le ayudó a ganar el premio fue la forma equilibrada en que el presidente Van Rompuy desempeñó sus funciones en el nuevo cargo de presidente del Consejo Europeo,  establecido por el Tratado de Lisboa. Manejó este papel de liderazgo y coordinación particularmente sensible con un espíritu de determinación y reconciliación, mientras que también se enfatizó su hábil arbitraje en los asuntos europeos y su compromiso inquebrantable con los valores morales europeos.

Durante su discurso, Van Rompuy describió la unificación de Europa como un proyecto de paz. Esta idea, que también fue el objetivo del trabajo de Coudenhove-Kalergi, después de 90 años, sigue siendo importante. El premio lleva el nombre del conde Richard Nicolaus von Coudenhove-Kalergi (1894-1972), filósofo, diplomático, editor y fundador del Movimiento Paneuropeo (1923). Coudenhove-Kalergi fue el pionero de la integración europea y popularizó la idea de una Europa federal con su obra.

Entre los premiados se encuentran la Canciller Federal de Alemania Angela Merkel (2010) y la Presidenta de Letonia Vaira Vike-Freiberga (2006)

 

La patata caliente de la inmigración es un debate perfectamente razonable para los ciudadanos de cualquier país, pero que muchos países y personas de todas las tendencias políticas a menudo no pueden tener sin recurrir a la histeria y a la polarización.

La inmigración natural y sostenible ocurre de forma natural. Los inmigrantes económicos, legales o no, no pueden ser culpados o demonizados por buscar una mejor calidad de vida. Y los solicitantes de asilo genuino, que escapan de las zonas de guerra y las guerras civiles creadas por cualquier agresor, incluidos los países occidentales de la OTAN, deben esperar nuestra simpatía y ayuda y recibir refugio en el país o países seguros más cercanos ,según lo establecido en el derecho internacional.

Pero la inmigración masiva actual no es tan simple. Lamentablemente, hay líderes políticos y planificadores que buscan crear y utilizar la inmigración masiva y el movimiento forzado de personas ,para sus propios propósitos nefastos.

No mucha gente ha oído hablar del plan paneuropeo de Kalergi para Europa. En la década de 1920, el Conde Free Mason Richard von Coudenhove-Kalergi escribió un libro titulado «Praktischer Idealismus» (Idealismo práctico) que exponía sus puntos de vista sobre cómo creía que la abolición del derecho a la autodeterminación y la eliminación de las naciones europeas deberían lograrse con la formación de una Unión Europea.

Después de publicar el libro, Kalergi recibió ayuda del barón Louis de Rothschild, quien lo puso en contacto con uno de sus amigos, el banquero Max Warburg. Warburg luego apoyó a Kalergi con fondos considerables para ayudar a formar su movimiento europeo. El principal problema radica en el hecho de que lo que Kalergi pedía no era solo la destrucción de los estados nacionales europeos, sino también el etnocidio deliberado de la raza indígena, en su mayoría caucásica, del continente europeo. Propuso que esto se hiciera a través de una migración masiva forzada, para crear una masa homogénea e indiferenciada de siervos que serían dominados por una élite adinerada auto-elegida.

Kalergi en sus propias palabras:

“El hombre (europeo) del futuro será mestizo. Las razas y clases de hoy desaparecerán debido a la desaparición del espacio (naciones), el tiempo y los prejuicios. La raza euroasiática-negroide del futuro, similar en su apariencia externa a los antiguos egipcios, reemplazará la diversidad de pueblos con una diversidad de individuos ”

Esto, afirmó Kalergi, debería ser un plan dirigido por y para la supremacía racial y espiritual de la «aristocracia de sangre y de los judíos». Estas son sus crudas palabras racistas, no las mías.

Las personas deben tener la libertad de mezclarse y establecerse con una pareja de cualquier raza o etnia que elijan. Pero lo que Kalergi y el plan paneuropeo reclaman específicamente es el uso deliberado de una inmigración masiva forzada y desproporcionada, especialmente de países no europeos, para traer una dictadura de estado único paneuropeo y destruir las nacionalidades indígenas blancas caucásicas. Y por lo tanto eliminar la resistencia de Europa.

Para tener una mejor idea de dónde proviene este tipo de pensamiento retorcido, los interesados ​​pueden querer mirar con más detalle qué es el Cabalismo y la religión de los misterios babilónicos. Estas doctrinas ocultas paganas, luciferinas y anticristianas se pueden ver manifestadas en los más altos grados de la masonería y de otras sociedades secretas, en la literatura de la Kabbalah Zohar, en los movimientos subversivos de Sabbatean / Frankist y en las enseñanzas supremacistas altamente desagradables de la Biblia del Talmud de Babilonia. – una doctrina que se refiere a los no talmudistas como los Goyim / Gentiles subhumanos (o ganado) y que se sigue y enseña dentro del talmudismo rabínico y ultra ortodoxo dentro del sionismo religioso y político.

El ocultismo babilónico también se ha infiltrado en la mayoría de las religiones organizadas en los niveles más altos, incluido el catolicismo romano, el islam, el cristianismo protestante, el budismo, el hinduismo y el movimiento de la Nueva Era. También se encuentra como principio rector en los escalones superiores de las Naciones Unidas.

Junto a las corporaciones globalistas y filantrópicas, estos seguidores del cabalismo oculto y de las enseñanzas talmúdicas y sionistas extremas, parecen estar especialmente preocupados por destruir deliberadamente a las naciones indígenas de raza caucásica de Europa ,a través del multiculturalismo masivo impuesto y desenfrenado. También parecen preocupados por destruir la herencia cristiana tradicional y los valores morales que han ayudado en gran medida a construir y mantener una civilización europea floreciente, diversa y culturalmente rica.

Los ataques de guerra liderados por una pequeña élite anglo-estadounidense-israelí enloquecida, iniciadas en los últimos años en los países de mayoría musulmana como Irak, Siria, Afganistán y Libia, también han llevado convenientemente a la radicalización de muchos de los hombres y mujeres de esos países.

Una gran parte de los cuales ahora tiene la intención de vengarse a través de la sangrienta destrucción de Occidente mediante la guerra o la invasión.

La mayoría de los israelíes  seguidores moderados no talmúdicos del judaísmo del Antiguo Testamento (Torá), los cristianos árabes, ateos, agnósticos y musulmanes moderados de esos países también son también víctimas de esta doctrina supremacista de la élite. Y muchos, si no la mayoría de los judíos ortodoxos, ni siquiera se dan cuenta de que  se afilian al judaísmo talmúdico extremo, y un número cada vez mayor se está dando cuenta del extremismo de esas enseñanzas talmúdicas.

El sionismo actual es esencialmente sionismo Rothschild. La familia Rothschild es una familia bancaria globalista que ha estado y está a cargo de la mayor parte de los bancos centrales y patrimonios financieros del mundo, y de gran parte de los medios de comunicación. También son banqueros de la igualmente poderosa Iglesia Católica Romana y la orden jesuita que lidera actualmente el Vaticano; que es otra institución fuertemente infiltrada por el cabalismo oculto y también muy interesada en la implantación de un nuevo orden mundial globalista;  un gobierno, una moneda sin efectivo y una sola religión.

El Papa actual Francisco es jesuita, no se olvide esto…

Se dice que los Rothschild han estado financiando ambos lados de las guerras y otros eventos y revoluciones mundiales importantes, desde la sangrienta Revolución Francesa, beneficiándose de tales eventos independientemente de los resultados.

Fue a Lord Rothschild quien Arthur James Balfour le prometió toda Palestina en su infame carta de declaración de Balfour del 2 de noviembre de 1917, no a ninguna nación o pueblo.

Balfour declaration unmarked.jpg

 

Este acuerdo fue firmado (según se afirma) por el estado británico a cambio de que los sionistas de Rothschild lograran implicar a los estadounidenses en la Primera Guerra Mundial. Los sionistas tuvieron que recurrir a hacer este trato desesperado después de que Alemania, aunque estaba ganando la guerra, ofreciera el armisticio a Gran Bretaña en 1916 sin ningún requisito de reparación.

Los historiadores afirman que los sionistas involucrados estaban muy ansiosos por asegurarse de que no hubiera una paz tan temprana, ya que esperaban ganar mucho más dinero con la guerra y aún no estaban listos para que terminara.

Una mentalidad incomprensible y criminal que llevaría a más muertes de millones de hombres y mujeres jóvenes de toda Gran Bretaña y de Europa.

Esa crisis también presentó una gran oportunidad para que el movimiento sionista exigiera que Israel fuese su propio país después de muchos años de planificación en el escenario internacional, especialmente a través de la Organización Sionista Mundial formada por Theodor Herzl en 1897.

También, está bien documentado y destacado por historiadores de renombre, como Anthony C Sutton y otros, que fue la fraternidad bancaria internacionalista con sede en Wall Street y la City de Londres quien, directa e indirectamente, financiaron la revolución bolchevique  de Rusia en 1917, así como el ascenso de Hitler y el régimen de la Alemania nazi en las décadas de 1920 y 1930.

Los Rothschild son una parte clave de esta fraternidad bancaria internacional, de sus subsidiarias y afiliadas corporaciones.

Por supuesto, los corruptos medios de comunicación de propiedad corporativa no investigarán tales afirmaciones con un enfoque imparcial basado en la evidencia. Los insultos de ‘antisemitismo’ se lanzarían a cualquiera que intentara criticar y debatir de manera racional y justa cuestiones relacionadas con el extremismo sionista / supremacista.

Los grupos de presión de los ‘Amigos de Israel’ en Europa,  AIPAC y la Liga Anti Difamación en los EE. UU.  están bien entrenados ​​en llevar a cabo juicios mediáticos contra cualquiera que no lea «el guión oficial», coartando así la libertad de expresión y el escrutinio público esencial,  intentando chantajear emocionalmente a todos los lectores.

Y como lo sugiere una investigación genética moderna, y así lo declara oficialmente el gobierno israelí ( informado aquí en el Times Of Israel ), una gran cantidad de israelíes modernos o de aquellos que hoy se llaman a sí mismos judíos ni siquiera son semitas de raza. Se cree que muchos son en realidad de ascendencia turca y jazárica que se convirtieron del paganismo al judaísmo talmúdico alrededor del siglo VIII o IX d.C., y en su mayoría se auto-identifican como judíos asquenazíes. Siendo el yiddish o el inglés, a menudo, el idioma elegido en lugar del hebreo.

No es que deba importar particularmente, pero esto es un ejemplo de cómo las palabras y los términos son manipulados y mal utilizados por los principales medios de comunicación para impulsar así su propia agenda y narrativa, y al mismo tiempo cerrar cualquier crítica y debate abierto saludable.

También es muy importante señalar que la camarilla que trabaja detrás de los banqueros internacionalistas ha estado en esto durante mucho tiempo.

Y, como se mencionó, lo que esta camarilla globalista afiliada busca en última instancia es un estado mundial y un control globalista total, con un gobierno, una moneda, un ejército y una religión mundial.

Volviendo al tema que nos ocupa, este plan de inmigración masiva es una incitación al genocidio  según la definición de las Naciones Unidas,  a pesar de que la propia ONU y la UE han sido defensores de exactamente este tipo de movimiento masivo de personas a Europa bajo el siniestro título de ‘Migración de reemplazo’.

Pero, ¿Kalergi era solo un charlatán racista solitario con fantasías genocidas retorcidas? Parece ser que no.

Una razón por la cual todo esto es preocupante se debe al hecho de que cada año, en su honor, la Unión Europea otorga el premio Coudenove-Kalergi a “los europeos que se han destacado en la promoción de la integración europea”. Y esto se hace oficialmente bajo el nombre de  Premio Carlomagno . Los ganadores recientes del premio han sido luminarias morales como Angela Merkel, Herman Van Rompuy, Tony Blair y Henry Kissinger.

Este es probablemente un aspecto desconocido de la historia de la Unión Europea para muchos. Pero no cabe duda de que este hombre, Richard von Coudenhove-Kalergi, es visto como el fundador espiritual de la Unión Europea y que todavía hoy es celebrado y venerado por los líderes de la Unión Europea.

Si la visión de Kalergi se está siguiendo palabra por palabra o no, quizás no sea el tema principal. Pero se está produciendo un movimiento masivo y desproporcionado de personas hacia Europa, lo creamos o no. Y la mayoría son migrantes económicos, no refugiados.

Se informa que más de un millón de personas registradas llegaron a Europa por medios irregulares solo en 2015. Según Frans Timmerman, vicepresidente de la Comisión Europea, se estima que alrededor del  60% de los que llegan a Europa  desde Oriente Medio y África son inmigrantes económicos que utilizan la condición de solicitantes de asilo como tapadera. Incluso esta cifra del 60% parece ser una estimación conservadora al observar otros informes diversos.

Durante mucho tiempo ha desconcertado a muchos cómo tantos refugiados afectados por la pobreza que escapan de países devastados por la guerra pueden permitirse pagar los 10.000 euros aproximadamente necesarios para cruzar el Mediterráneo hacia Europa.

Los funcionarios de inteligencia austriacos  sin embargo, han revelado que las agencias gubernamentales estadounidenses están pagando el transporte de una gran cantidad de estos migrantes a Europa. El 5 de agosto de 2015, la revista austriaca Infodirekt informó:

“Sabemos que las organizaciones estadounidenses están pagando los barcos que llevan a miles de refugiados a Europa. Las organizaciones estadounidenses han creado un esquema de cofinanciamiento que cubre una parte considerable de los costos de transporte. No todos los refugiados del norte de África tienen 11.000 euros en efectivo. Nadie pregunta, ¿de dónde viene el dinero? «

También se informó que funcionarios del gobierno francés y autoridades turcas  fueron  sorprendidos con las manos en la masa vendiendo botes salvavidas y equipo a refugiados en Turquía.

El multimillonario George Soros, presunto patrocinador de numerosos ‘manantiales’ y movimientos revolucionarios, incluidos los fanáticos raciales  Black Lives Matter  en los EE. UU.,  también tiene una red global de frentes de organizaciones no gubernamentales (ONGs) que operan bajo su Open Society Foundations.

Y él mismo insistió recientemente que la Unión Europea debería gastar otros 10 mil millones de euros para facilitar el movimiento de más de un millón de «refugiados musulmanes» hacia Europa cada año a partir de ahora.

Bruselas parece estar cumpliendo con las instrucciones de este autoproclamado Zar globalista. También se alega que Soros es un testaferro de los Rothschild. Según el renombrado periodista irlandés  Gearóid Ó Colmáin, la empresa que se beneficiaría principalmente de este aumento del gasto de la UE es Equistone Partners Europe, una filial del Barclays Bank, propiedad de Rothschild.

Los informes  también alegan que la intromisión geopolítica de Soros y sus cohortes ha ayudado a crear movimientos de masas repentinos de personas en general, lo que ha permitido la integración resultante de miembros de ISIS / ISIL en la masa de migrantes económicos y solicitantes de asilo que llegan a Europa. El resultado final es el caos potencial y el choque de civilizaciones y religiones que ya estamos viviendo.

Es una afirmación corroborada por numerosas otras  fuentes  que informan que miles de combatientes entrenados encubiertos han sido introducidos clandestinamente con éxito en Europa haciéndose pasar por migrantes, siendo imposible determinar la cantidad total de individuos.

Nada de esto debería ser realmente una sorpresa considerando que ahora se ha informado ampliamente que fueron los EE. UU., Israel y sus aliados quienes crearon Al-Qaeda en primer lugar. Y tampoco debería ser una gran sorpresa porque, como se mencionó, la ‘migración de reemplazo’ para traer deliberadamente al menos a  56 millones de personas ,  la mayoría de África a Europa para 2050 ,es una política muy real  que ya ha sido planificada por la  ONU  y la  UE  desde al menos el año 2000, una política llevada a cabo bajo los auspicios de varias agencias y planes globalistas interconectados, como la  Organización Internacional para las Migraciones ,  el Grupo de Migración Global , La Asociación África-UE , el  Banco Mundial y el culto al desarrollo sostenible internacional también conocido como  Agenda 21/2030 .

Y, como se mencionó, los principales medios de comunicación que solo pueden acusar de ‘teóricos de la conspiración’ a quienes presentan evidencias documentadas sobre tales asuntos, se han convertido en entidades o personas a quienes la mayoría de las personas ya no escuchan ni confían.

Sin embargo, es una conspiración, eso es cierto. Una conspiración espantosa contra toda la humanidad, la civilización y todas las religiones monoteístas. Nuestros políticos y figuras públicas tienen el deber moral de exponer todos estos problemas y el engaño de la UE por lo que es. En esto nos han fallado.

La inmigración ocurre en todos los países y todos los países del mundo tienen el derecho indiscutible de controlar el número de inmigrantes en sus países en función de sus propias capacidades y necesidades. Eso es sentido común.

Por lo que este debate realmente debería ser sobre números, no sobre raza,s etnias o nacionalidades. Pero la inmigración solo funciona si las cifras de inmigración son sostenibles, ocurren orgánicamente y están de acuerdo con las necesidades y capacidades de la nación anfitriona. Eso y asegurar que haya suficiente tiempo y recursos para que los nuevos ciudadanos se asimilen y se conviertan en miembros productivos de sus nuevas sociedades. Es entonces cuando el verdadero multiculturalismo puede funcionar.

Cuando las cifras son desproporcionadas, forzadas de forma no natural o fuera de control, inevitablemente habrá tensiones y efectos en el empleo y los salarios, en los servicios públicos y en la sociedad en general. Nadie gana. La incitación racial al odio y al extremismo de todo el espectro político debe abordarse siempre que ocurra. Pero el racismo de aquellos líderes políticos que deliberadamente infligen una migración masiva desproporcionada en cualquier país sin el acuerdo de ese país y su gente debe abordarse de manera equitativa.

La libertad de pensamiento y la libertad de expresión también están amenazadas por la intolerancia general, especialmente la intolerancia liberal. Y parece que son solo los países occidentales, tradicionalmente cristianos europeos como Hungría o Polonia, los que no tienen ningún derecho a hablar o a controlar el número de inmigrantes hacia y dentro de sus fronteras.

Y cualquiera en Europa que plantee objeciones racionales es demonizado y perseguido como racista, intolerante y aislacionista parroquial. Lamentablemente, es en gran parte cierto que «antirracista» ha comenzado a convertirse en un código para «anti blanco» en Europa, América del Norte y también en otros lugares. La narrativa que se está impulsando es que solo estos países europeos, en su mayoría blancos, pueden ser racistas, nadie más. No tienen derecho a una voz. Tienen que ser silenciados y demonizados.

Como se mencionó anteriormente, la narrativa creada e impulsada en los principales medios de comunicación obsesiona, fuerza y ​​fetichiza todo el tema para que sea sobre la raza y el color de la piel, polarizando y enmarcando todos los argumentos basados ​​en esta predisposición.

Y el esnobismo, el desprecio y la burla mostrados por la élite liberal hacia los ciudadanos británicos y europeos de todas las razas y credos que tienen una preocupación racional y legítima por la inmigración ilimitada, también muestra cuán desconectado está el sistema político del público y de la Realpolitik en general.

Y hay otro doble rasero profundamente defectuoso en el argumento a favor de la inmigración ilimitada y el multiculturalismo forzados. Una gran parte de las poblaciones no europeas del mundo son monoculturales o mono raciales. ¿Por qué los autoproclamados progresistas no insisten en que estos países deberían verse obligados a aceptar la inmigración de puertas abiertas, a volverse más multiculturales y étnicamente más diversos? ¿Por qué no están exigiendo que China, Japón, Israel, Arabia Saudita y los países africanos se conviertan en sociedades incuestionables, multiculturales y multirraciales? ¿Por qué, en la actualidad, son solo las naciones europeas indígenas las que deberían aceptar inequívocamente la inmigración ilimitada y el multiculturalismo?

Muchos protestarán para defender correctamente al Tíbet y Palestina del desplazamiento y la colonización porque los medios progresistas liberales les han dicho que esto es aceptable. Pero la misma gente no defenderá los mismos derechos que tienen las naciones europeas. Aquí se expone la inconsistencia e hipocresía de la inmigración forzada y el multiculturalismo.

Pero es exactamente este tipo de lógica defectuosa en la que parece deleitarse la llamada élite progresista liberal occidental: la promoción de la soberanía en Occidente como un concepto inherentemente racista.

Esto no tiene sentido. El racismo se define como la persecución o degradación de otras razas basado en la idea de superioridad racial. La ironía obvia es que la inmigración deliberada, libre y forzada a cualquier país para colonizarlo, desestabilizarlo y destruirlo es una de las doctrinas racistas más extremas que se pueden llevar a cabo y, como se mencionó, es reconocida como genocidio por la ONU.

El cruel truco que se les ha hecho a los bien intencionados embaucadores de Occidente que apoyan la migración masiva ilimitada y las fronteras abiertas es que ellos mismos son las víctimas involuntarias del peor tipo de doctrina racista horrible y vejatoria en su contra.

En un glorioso lío de ignorancia y señal de virtud zombi, incluso con gusto ayudarán y protestarán en nombre de aquellos elementos que quieren verlos destruidos. Así de efectivas se han vuelto la disonancia cognitiva y la propaganda, siendo un ejemplo de cómo la ultra progresividad se ha vuelto ultra regresiva.

El debate sobre la inmigración ha sido completamente polarizado por los medios dominantes progresistas y decadentes. La elección que nos dicen es estar a la izquierda y a favor de la inmigración desenfrenada de puertas abiertas, o a la derecha y  ‘anti-migrante’, xenófobo, blanco privilegiado, aislacionista, supremacista, malvado, racista, racista. Los principales medios de comunicación no son amigos del debate racional no polarizado que trata sobre hechos, lógica, razón y verdad.

Y en este clima políticamente correcto, y tan polarizado, una persona tiene que estar a favor de la inmigración de puertas abiertas o totalmente en contra de cualquier inmigración. No hay lugar para un término medio basado en una inmigración controlada racional de acuerdo con la habilidad, la necesidad y la capacidad, es decir, una forma normal de funcionamiento de los países.

Aquellos que expresan estos puntos de vista racionales son acallados por aquellos a quienes se les ha lavado el cerebro y se pierden en el adoctrinamiento de la política de la identidad y lo políticamente correcto.

Los niños también están siendo adoctrinados para que se conviertan en ciudadanos del mundo y de la UE obedientes e irreflexivos, repitiendo  como  loros los mismos clichés bien engrasados ​​bajo el engaño globalista del desarrollo sostenible, como se vio y escuchó en el reciente debate de la UE. Casi también se les podría enseñar a cantar “La tiranía es paz, el patriotismo es esclavitud”.

Pero, ¿cómo puede un ciudadano global adoctrinado o ‘internacionalista’ amar verdaderamente al mundo y toda su diversidad de personas si ni siquiera puede reconocer o respetar el derecho de su propio país a existir? Suele ser cierto que son las personas que aman o respetan a su propio país las que forman los mejores ciudadanos del mundo en su sentido más auténtico. Porque estas personas pueden comprender y respetar la verdadera diversidad, y saber que las diferencias e idiosincrasias de las diferentes naciones de la tierra deben celebrarse, no tratarse con desprecio y desdén en favor de la uniformidad globalista impuesta.

Pero quizás este sea el quid de la cuestión realmente importante: la soberanía. Soberanía, rendición de cuentas y democracia. Hablando como un galés británico que cree en el derecho fundamental de los países a ser estados soberanos de pleno derecho en el mundo, debería ser obvio a estas alturas que el fallido proyecto de la UE se trata de erosionar y destruir la soberanía de las naciones en lugar de protegerlas.

 

(Esta es una versión abreviada y adaptada de un artículo anterior titulado ‘Vote no a la esclavitud de la UE’:  http://sovereignwales.com/2016/06/20/vote-no-to-eu-enslavement/  )

___
http://sovereignwales.com/2016/09/20/the-genocidal-kalergi-plan-to-destroy-the-indigenous-nations-and-peoples-of-europe/

•Traducido: Español

•Primera publicación: 1925, Viena, Austria

Comentario de la obra de Kalergi:

Mucho se ha dicho últimamente sobre R. N. COUDENHOVE KALERGI principalmente debido a ciertos extractos de uno de sus libros, IDEALISMO PRÁCTICO, dichos extractos son a simple vista bastante controversiales sobre todo teniendo en cuenta la situación actual que vive Europa. Pero una vez que se comienza a leer este libro la realidad superficial comienza a disiparse y van apareciendo las ideas que dan contexto a esas palabras, frases, citas que se han hecho tan populares y repetidas.

A medida que van apareciendo sus ideas descubrimos un personaje de su época, con todo tipo de ideas claras, precisas, extravagantes, visionarias, idealistas, inocentes, sesgadas, pero parece claro su conciencia social, humanista, ética, espiritual y de nobleza (o nobleza moderna) conceptos que asocia con una sociedad y cultura ideal. Influenciado por las ideas de la Revolución Francesa y el Iluminismo, ve como países ejemplares tanto a Francia como a Inglaterra por sus idiosincrasias particulares en las cuales ve una base para el resto de los países europeos o al menos para ese otro gran referente como lo es Alemania; a la cual criticaba por su postura militarista, imperialista, estructurada que no aceptaba muchos cambios sociales.

Visionario en la medida que ve a la técnica (tecnología) como el futuro decisivo para que la humanidad alivie su vida y pueda llevar una calidad de vida, ganarse el ocio necesario para desarrollar el espíritu, viviendo en el campo o en las afueras de las ciudades, conectados por medios de transportes y conectados por la electricidad y la técnica inalámbrica. Por otro lado, demasiado idealista (por ende parcial en el análisis de la realidad) para entender primero que la Revolución Francesa no es la victoria de la “Libertad, Igualdad, Fraternidad” frente a la Plutocracia del momento como no lo es la Revolución Rusa (siete años antes de escribirse IDEALISMO PRÁCTICO) la victoria de lo “Social” frente a la Plutocracia del momento sino que son juegos de poder enmascarados por la propaganda directa o indirecta resultante de las conclusiones históricas simplistas y parciales (recordando el conocido adagio, «los vencedores escriben la historia»).

Finalmente, sin duda cualquier lector objetivo de cualquier pensamiento político y con criterio no dejará de estar de acuerdo con muchas de las ideas expresadas en este libro, pero también criticará muchas otras lo que permitirá hacer un balance y calificar a este pensador sino de la manera correcta al menos con la información al alcance de la mano o de los ojos.

«Los políticos que ponen sus ambiciones al bienestar de sus pueblos deben ser tratados como delincuentes».

«Los industriales, que anhelan la guerra por los beneficios de la guerra, deben recordar que el bolchevismo probablemente será el resultado de la próxima guerra europea. Así, con una probabilidad de más del 50% al final de la guerra, le esperarán la expropiación, si no la horca.»

«El pacifismo se suicidaría luchando contra el ideal del héroe; tendría que perder a todos sus seguidores valiosos, ya que la reverencia por el heroísmo es la medida de la nobleza humana.»

«Europa se ha liberado del dominio del feudalismo, pero no del gobierno de los valores feudales. Como resultado, el ideal del héroe se ha vuelto tan inadecuado y podrido como el concepto de honor. Sólo la renovación puede salvarlos.»