¿Cómo derrotar a los pasaportes sanitarios sin salir de tu casa?

Couverture de l'article "¿Cómo derrotar a los pasaportes sin salir de tu casa?"

Vamos a explicar cómo los ciudadanos rusos aplastaron los tontos pasaportes vacunales en Moscú en sólo 3 semanas.

 

Resumen: Así es como aplastaron el pasaporte de «vacunas» del alcalde Sobyanin, y fue bastante sencillo.
Los residentes de Moscú simplemente dejaron de frecuentar cualquier negocio que requiriera un pasaporte de «vacunas». Lo más bonito de todo esto es que los inyectados se solidarizaron con los no inyectados. Los negocios se redujeron casi a cero en todos los establecimientos en los que se exigía el pasaporte de «vacunación».
Los moscovitas se dejaron el pelo largo, dejaron de ir a bares y restaurantes, no fueron al cine, no se alojaron en hoteles ni hicieron nada que requiriera el pasaporte vacunas.
Los empresarios de toda la ciudad llamaron de repente a la oficina del alcalde Sobyanin para regañarle por los pasaportes de vacunación. Se estaban arruinando y estaban muy enfadados por ello.
Marina Zemskova, directora de una asociación regional de hoteles y restaurantes en Rusia, dijo que el pasaporte de «vacunas» resultó ser peor para los negocios que un cierre total debido a un confinamiento.
Al menos, si hubiera otro cierre, señala, los negocios «podrían contar con algún tipo de medidas de apoyo del gobierno». Sin embargo, con un sistema de pasaporte de «vacunas» no hay apoyo gubernamental. Lo que las élites no previeron acerca de los residentes de Moscú, fue que simplemente no participarían en la estafa en absoluto.
Los empresarios se enfurecieron tanto con el alcalde, que Sobyanin hizo un repentino y sorpresivo anuncio el 19 de julio de que ya no era necesario que nadie usara el pasaporte vacunal. Se inventó una excusa hilarante, alegando que los índices de casos de COVID habían mejorado de repente, como la razón para levantar los pasaportes con código QR.
Pero todo el mundo sabía la verdad. Los moscovitas decidieron que su privacidad médica y su derecho a viajar son más importantes que lo que les decían los responsables. Fue un caso masivo de desobediencia civil, y ni siquiera tuvieron que salir a la calle e incendiar cosas en una gran protesta. Todo lo que hicieron fue decir: «Cualquier negocio que quiera ver un pasaporte de «vacunas» de mi parte no va a recibir nada de mi dinero».
Así es como se hace.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies