Astrid Stuckelberger, antigua empleada de la OMS: “Una pandemia de mentiras”.

Astrid Stuckelberger, antigua empleada de la OMS: "Una pandemia de mentiras".

“No soy una alarmista, sólo quiero explicar con ciencia, las mentiras, la corrupción, la propaganda… y todo lo relacionado acerca de los daños de las vacunas. Porque soy una experta en salud pública y ciencia“.

Astrid Stuckelberger tiene 30 años de experiencia como investigadora. Entre los años 2009-13 estuvo trabajando con la OMS, en la gestión de pandemias. Ha publicado 180 artículos científicos y 12 libros.

En una entrevista concedida a un medio de comunicación noruego, Stuckelberger se mostró muy preocupada porque las vacunas no son vacunas, “sino un experimento biotecnológico y sintético“.

Debido a que contiene modificaciones genéticas, al igual que los OGM, la gente debería haber sido informada sobre el contenido de la vacuna. “Lo peligroso de la vacuna es que desencadena una infección. Aunque No creo que el problema sea la proteína espiga, sino que la vacuna contiene grafeno. Es mortal, y ahora tenemos estadísticas y lo sabemos“.

Bill Gates se hizo cargo de la OMS

Stuckelberger también subrayó que “la OMS no es la misma organización que antes“. Hubo un cambio en 2016, explicó.

Fue especial: organizaciones como GAVI -la Alianza Mundial para la Vacunación dirigida por Bill Gates- desembarcaron en la OMS en 2006 con financiación. Desde entonces, la OMS se ha convertido en un nuevo tipo de organización internacional. GAVI ha ganado más y más influencia, y plena inmunidad, que los diplomáticos de la ONU. GAVI puede hacer exactamente lo que quiera, la policía no puede hacer nada”.

La OMS fue auditada en 2014 y después se convirtió más en una empresa en la que los países son filiales.

La OMS ejerce un enorme poder sobre los países, añadió. “Antes, todos los países eran libres. Pero ahora, cuando hago entrevistas en todo el mundo, veo que todos los países forman parte de una “corporación llamada OMS”. La OMS ya no es una organización de miembros democráticamente gobernada, como la ONU. Los diferentes gobiernos constituyen la base de la “empresa”. Esto concuerda lógicamente con lo que está sucediendo ahora, ya que las “corporaciones” quieren dinero, negocios y control sobre la gente. Es como la esclavitud. Los impuestos que pagamos van a parar a gobiernos que están al servicio de las “empresas”. Bajo  organizaciones multinacionales, como GAVI“.

Contrato entre GAVI, el Banco Mundial y la OMS

GAVI, el Banco Mundial y la OMS tienen un contrato llamado IFFM: International Facility Finance for Immunization. Nuestros países, nuestra gente, pagan a la OMS, al Banco Mundial y a GAVI para que lleven a cabo sus programas de vacunación. Eso significa vacunar a toda la población. Cuando ves el plan de GAVI, ves que de 2012 a 2020, tenían este objetivo. Pero como no funcionó, tuvieron que crear una pandemia“.

Ella dijo que la pandemia estaba ciertamente planificada. “Se puede ver esto en todos los documentos. Todo el mundo puede analizarlos, están a la vista, frente a nuestros ojos. “

Señaló una investigación del profesor John Ioannidis, de la Universidad de Stanford, que muestra que la mortalidad en 2020 no fue mayor en comparación con otros años. “Lo que está ocurriendo es una mentira, y no hay ninguna pandemia. La OMS acepta que la mortalidad en 2020 no es mayor que la de años anteriores , pero no ha declarado que la “pandemia” haya terminado”, añadió.

Stuckelberger dijo que no se consideraba una denunciante, sino una experta en salud pública, medicina y ciencia. Pero los secuaces de Gates le han declarado la guerra. “Las universidades de Ginebra y Lausana han suspendido todos mis cursos. Estoy en juicios, me están atacando. Quieren revocar mi licencia médica, intentan decir que no soy competente, que estoy mintiendo. Y esto mismo se está aplicando a todos los investigadores que dicen lo mismo que yo. Pero ahora somos varios los médicos que advertimos sobre las muertes que están ocurriendo como consecuencia directa después de la vacunación. Por esto es peligroso que los profesionales hablen de ello.”

La ex empleada de la OMS se burló irónicamente del papel de los medios de comunicación en la difusión de mentiras. “Los medios de comunicación están pagados por ’empresas’ multinacionales. Yo les llamo piratas internacionales. Y los medios de comunicación controlan a los gobiernos. Los medios de comunicación deberían ser independientes, deberían ayudar a la gente a obtener información libre“. Varios estudios y médicos han señalado que existe una cura para el Covid-19.

¡La gente ha sido engañada! ¡Detengan las vacunas inmediatamente!

Cree que la vacunación debe interrumpirse inmediatamente. “Por razones relacionadas con el contenido de las vacunas, después de 30 años de investigación, sé que cuando tienes uno, dos o tres estudios de casos y miras bajo el microscopio para obtener pruebas conceptuales, entonces no necesitas hacer más investigación. Lo que se ve bajo el microscopio es prueba suficiente. Cuando hasta diez expertos en el mundo ven lo mismo bajo el microscopio, es suficiente”.

“En las vacunas ven grafeno, parásitos, metales… Por lo tanto, deberíamos dejar de vacunar y prohibir todas las inyecciones. Los que continúan con esta farsa deberían ser juzgados criminalmente”.

Según Stuckelberger, las tasas de mortalidad y los efectos secundarios notificados representan sólo del 1 al 10% de la realidad. A finales de octubre, la EudraVigilance europea informó de 29.000 muertes tras la inyección de la supuesta “vacuna”, pero con cifras sombrías estimadas, podrían ser 290.000.

No es fácil saberlo, porque no se realizan autopsias. Hay muchas mentiras y estafas en la ciencia, y en los sistemas. El test PCR es un ejemplo; el médico no debería utilizarlo con fines de diagnóstico. Sin embargo se paga a los médicos para que afirmen que las muertes se deben a Covid, basándose en una prueba PCR que no funciona para discriminar si tiene Covid o no. Muy a menudo también sucede sin hacer siquiera una autopsia. Dicen que la muerte se debe a Covid, incluso cuando no es así “.

Es terrible que no se haga investigación clínica, sólo obtenemos información que facilitan los hospitales del sistema. Es único en la historia de las pandemias que los datos no estén disponibles. En EE.UU. se producen 17.000 muertes por vacunación, incluyendo niños y bebés. No es ético continuar. Hasta ahora, en Estados Unidos, el número de muertes triplica el total de todas las vacunas de los últimos 35 años. Se trata de cifras oficiales, sin investigación clínica ni validación. La investigación no ha terminado, pero la vacunación continúa. Esto es horrible, verdaderamente criminal”.

No hay pandemia. Es una pandemia de PCR, de propaganda, de miedo… Hay una corrupción masiva y un conflicto de intereses. La ciencia y los medios de comunicación también están corruptos, todo el sistema está corrupto. Los profesionales están comprados con participaciones en empresas de vacunas. Llevan 20 años pensando en ello. La industria controla los medios de comunicación, los médicos… Las mentiras provienen de las universidades que dicen “sabemos de ciencia”. Esto es único. Las universidades de Suiza se venden a Pfizer y Moderna”.

La gente está siendo engañada. No ven que es propaganda.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies