Asesinado por demostrar el engaño de las vacunas contra el COVID-19.

Andreas Noack

Hace exactamente un año, un médico alemán, Andreas Noack, considerado uno de los mayores expertos del mundo en grafeno, fue detenido mientras realizaba una transmisión en vivo en YouTube desde su propia casa, por aparentemente violar las leyes del coronavirus en Alemania.

Hoy, según cuenta en un video su propia mujer embarazada, Noack ha sido asesinado tan solo unos días después de haber compartido un importante video con información sobre el grafeno y las inyecciones contra el COVID-19.

A los 5 días de la publicación del video, el doctor alemán Andreas Noack fue asaltado y asesinado, según el testimonio de su propia mujer. Reproducimos el contenido del video que, según su mujer, pudo costarle la vida:

“Se encontró hidróxido de grafeno en todas las vacunas estudiadas. El óxido de grafeno forma estructuras en el torrente sanguíneo de aproximadamente 50 nm de ancho y 0,1 nm de espesor. Son muy delgados pero muy fuertes. Actúan como pequeñas hojas de afeitar en el torrente sanguíneo que pueden cortar los vasos sanguíneos. No se descomponen. Una vez en el torrente sanguíneo, estarán allí para siempre (a menos que la persona reciba una transfusión de sangre para eliminarlos ). Su efecto sobre los vasos sanguíneos es acumulativo. Cuanto más tiempo permanezcan en el torrente sanguíneo, más daño se producirá en los vasos sanguíneos con el tiempo. Esto crea problemas de hemorragia en todo el cuerpo”.

Noack se refirió al estudio del doctor Campra, afirmando que no es óxido de grafeno sino hidróxido de grafeno. “A nanoescala pueden ser descritas como cuchillas no descomponibles biológicamente. Es una ruleta rusa, corta los vasos sanguíneos. Si inyectas la vacuna en vena las navajas circularán en la sangre y cortarán el epitelio”.

Y añadió: “Si se realiza una autopsia a las víctimas no se encontrará nada. Las cuchillas fluyen en la sangre por eso los atletas sanos caen muertos. La gente colapsa y tiene convulsiones después de la vacunación. Tuvieron mala suerte en la ruleta rusa.

Y ahora quieren vacunar a los niños. La vacuna no está aprobada y ya la inyectan. ¿Crees que un pediatra sabe lo que es el óxido de grafeno? Hace falta un debate científico. La teoría del ARNm es una desviación, una distracción. Como especialista en carbono las personas no pueden colapsar por el ARNm”.

Afirmó que tras esta información, “cualquiera que siga inyectando es un asesino”. El doctor Noack era especialista en carbón activadoy advirtió sobre las cuchillas a nanoescala que permanecen en el cuerpo para siempre. “Cortan los vasos sanguíneos. Por eso suceden todas las enfermedades cardiovasculares. Y no son degradables”.

“Todo sujeto vacunado debe firmar que asume toda la responsabilidad. Los médicos no saben de química y están haciendo asesinato en masa. Si siguen con la vacunación, entonces son asesinos”.

La esposa del malogrado Noack ha señalado que su marido “murió por todos nosotros” y ha pedido que estemos “más unidos que nunca”.