“Tabarnia”: Una plataforma promueve separar Barcelona y parte de Tarragona de Cataluña.

Denominada también como «Barcelona is not Catalonia» (Barcelona no es Cataluña) apuesta por constituir una comunidad autónoma nueva dentro de España y separada de la Generalitat, que podría incluir también parte de la costa tarraconense.

El independentismo ha dibujado hasta el 21-D una Cataluña homogénea, que respaldaría el designio de una república catalana. Lo que a su juicio vendrían a certificar los resultados electorales del pasado 21 de diciembre. Sin embargo, si uno echa un ojo al mapa electoral que dejan los comicios de la semana pasada podría ver una Cataluña más plural. Mientras en el interior de Cataluña el puesto mayoritario en casi todos los municipios correspondió a Junts Per Cataluña (JUNTSxCAT) con alguna isla de ERC; el área metropolitana de Barcelona incluida la ciudad, antaño feudo de los socialistas del PSC, ha caído del lado de Ciudadanos. Precisamente desde la denominada Plataforma por la Autonomía de Barcelona (Tabarnia) promueven una nueva comunidad autónoma que agrupe Barcelona y su área.

Por ejemplo, en las pasadas elecciones, entre los 85 diputados elegidos por Barcelona frente a los 17 de Gerona, los 15 de Lérida y los 18 de Tarragona, en la primera la victoria fue para la candidatura de Inés Arrimadas con 24 diputados. En Barcelona se eligieron 47 diputados no soberanistas frente a 38 correspondientes al bloque independentista. El constitucionalismo logró el 56% de los votos. En Tarragona, la formación más votada también fue Ciudadanos con el 27,34%.

Tabarnia.

Pues bien, al socaire de la creciente división de la sociedad catalana, desde hace dos años la denominada Plataforma por la Autonomía de Barcelona (Tabarnia) busca la separación del área metropolitana de la capital catalana y de la misma Barcelona de Cataluña. ¿Cómo? Constituyendo una comunidad autónoma propia denominada también Tabarnia, que incluiría toda el área metropolitana de Barcelona y, quizás, parte de la costa tarraconense incluyendo Tarragona capital.

A juicio de los miembros de esta plataforma, los resultados del 21-D vendrían a confirmar la existencia de «dos zonas claramente diferenciadas desde el punto de vista económico, lingüístico, identitario, poblacional y social» en Cataluña: la correspondiente al área metropolitana de Barcelona y la parte de la costa tarraconense que la une a Castellón, que estaría alejada del proyecto soberanista. Por otro lado, la zona del interior, que encuadran en el ámbito rural y consideran «obsesionada con la identidad», según reza en su sitio web oficial, además de «hostil» a la lengua castellana.

«Soberanía histórica» del condado de Barcelona.

Por este motivo, consideran que «la división administrativa actual no se corresponde con la realidad, y por tanto es necesario cambiarla» y proponen para ello constituirse en comunidad autónoma, al margen de Cataluña.

A su juicio esto conllevaría ventajas como una administración «más justa y eficiente» de los recursos generados en Barcelona y evitaría lo que ha denominado como «sangría de ingresos hacia Cataluña». Además de garantizar la permenencia en España (y la UE) evitando una ruptura con el resto del país. En este punto, consideran que el proyecto independentista sería perjudicial para las empresas barcelonesas. En esta línea, desde Tabarnia son partidarios de recuperar lo que han denominado como «la soberanía histórica del condado de Barcelona» poniendo en valor sus símbolos frente a la estelada.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *