“Queremos repensar Europa, y refundarla en paz y libertad”.

José Javier Esparza

Los partidos alt-right se han reunido este sábado, 21 de enero, bajo el lema “Libertad para Europa” en Coblenza (Alemania) en una cumbre que tiene por objetivo estrechar las relaciones entre las diferentes organizaciones que denuncian el multiculturalismo como causa de la crisis, y que defienden la identidad nacional frente a los intereses de Bruselas y la identidad europea de sus pueblos frente a la masiva inmigración islámica.

En sus intervenciones, los dirigentes de las formaciónes de derecha alternativa han apelado a la identidad de Europa y a la defensa de la soberanía, frente a la UE de las oligarquías. Además, han ridiculizando la dictadura de lo políticamente correcto y han censurado la política de inmigración de la UE.

Así se vivió la cumbre de Coblenza

Los partidos alt-right se reúnen este sábado en Coblenza (Alemania) en una cumbre que tiene por objetivo estrechar las relaciones entre las diferentes organizaciones que denuncian el multiculturalismo como causa de la crisis.

Con elecciones clave este año en Holanda, Francia y Alemania, el eurodiputado de Alternativa para Alemania (AfD), Marcus Pretzell, ha citado a sus compañeros del grupo para analizar los retos comunes y su visión del continente en un encuentro inédito. Son “los líderes políticos de la nueva Europa, que están cerca de asumir responsabilidades de gobierno en sus respectivos países”, aseguró AfD al anunciar la convocatoria del encuentro.

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, que las encuestas sitúan como una de las vencedoras de la primera vuelta de las presidenciales francesas de abril, comienza su intervención asegurando que “se ha impuesto a los europeaos políticas que violentan Europa” y que “el patriotismo no es una política del pasado sino del futuro”.

Le Pen manifiesta que la guerra son las “élites desconectadas que permanentemente llaman a la hostilidad contra Trump o contra Putin” y que “sueña con ver renacer la cultura de las naciones europeas”. “La UE ha esterilizado nuestras culturas. Mi grupo quiere dar el máximo de libertad a cada nación de Europa. ¡Vivan las naciones de Europa y viva la Europa de las naciones!”, dice.

El dirigente del Partido por la Libertad (PVV) holandés, Geert Wilders, favorito para las legislativas de marzo en su país, asevera que están los que defienden “la identidad de nuestra civilización en ALEMANIA, Francia, Holanda, Romanía y en toda Europa. “Esta es la Europa de las naciones y la libertad”.

El líder de la Liga Norte italiana, Matteo Salvini, manifesta que ésta es una jornada histórica en la que los partidos de toda Europa se manifiestan “por la defensa de nuestras libertades, de nuestros derechos nacionales, de nuestra soberanía y de nuestra identidad” y critica a la UE por introducir a las naciones en un “mundo de competitividad entre pobres”. “Queremos ser libres de comerciar entre nosotros, pero también también para poner condiciones a los que nos llega de China o India”.

Salvini censura la política de inmigración de la UE. “Los refugiados siempre tendrán una casa en Europa, pero hablo de los refugiados de verdad, no de la descabellada política de inmigración de la UE” y se despide con un mensaje a la canciller Ángela Merkel: ‘Una nueva Europa es posible. Adiós Merkel, buena suerte Frauke Petry”.

La presidenta de AfD, Frauke Petry, cuya formación podría situarse como tercera fuerza política en las elecciones de septiembre en Alemania, denuncia la democratización de Europa tras la caída de la URSS, asegura que “se ha convertido en un sistema que sojuzga la libertad personal” y reivindica la “raíz griega, cristiana y romana de la libertad”. Además, acusa a los tecnócratas y los ingenieros sociales de estar minando “nuestra libertad e identidad en nombre de la diversidad”. “La armonización socialista que busca Merkel se parece más a la de la Alemania comunista que a la idea europea de la libertad”, dice.

Petry continúa ridiculizando la dictadura de lo políticamente correcto y manifiesta que el nuevo “materialismo alemán” es una mezcla d capitalismo mundialista y multiculturalismo.

Señala que la Europa actual se está construyendo sobre “la obligación de abandonar nuestra cultura, pero no se habla de abandonar la cultura afgana o nigeriana” y censura la “terrible deuda económica que los estados europeos están dejando a las generaciones futuras.

 Acaba Petry reivindicando el “realismo político” y pidiendo “repensar Europa, y refundarla en paz y libertad”. “Queremos una Europa soberana”.

Los partidos que participan en esta cumbre están integrados en el grupo “Europa de las Naciones y de las Libertades” del Parlamento Europeo, y tratan de mantener un discurso común en lo que consideran los temas esenciales.

En Coblenza está la líder del Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, y el dirigente del Partido por la Libertad (PVV) holandés, Geert Wilders. Junto a ellos, la presidenta de AfD, Frauke Petry, el líder de la Liga Norte italiana, Matteo Salvini, y el secretario general del Partido Liberal de Austria (FPÖ), Harald Vilimsky.

© La Gaceta

© www.elmanifiesto.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *